Articles

ABC
Dec 01 2011
El golf de los parias

Bombay.- Suresh Mehboobani se ajusta la gorra mientras observa el campo en el «tee» de salida. Dibuja un arco en el aire con el palo de golf, y la pelota vuela sobre un tejado, bota y rebota, y acaba bajo un camión. Sus dos rivales sonríen. Suresh es un golfista improbable en un entorno más improbable aún. Estamos en un barrio de chabolas de Mumbai —antigua Bombay— y esto es «slum golf» o «golf de las chabolas».

La extraña confluencia del elitista deporte y jóvenes de una barriada de chabolas nació del roce entre el Bombay Presidency Golf Club y los «slums» que rodean el oasis verde de 33 hectáreas. Los chavales que con diez años recogían las pelo...

Comments: (2)
ABC
Nov 11 2011
Los vinos de la India

Bombay.- Cuando Rajeev Samant observó a agricultores indios comiendo uvas tuvo una revelación. Levantaría su propia bodega y conseguiría que el pueblo indio, poco dado a las bebidas espirituosas, disfrutase de los caldos de Baco. Su aventura fue recibida con escepticismo. Los bancos se resistieron a prestarle fondos. Necesitó dos años para obtener la licencia para producir alcohol. En los primeros seis meses sólo vendió un camión. Hoy, la bodega Sula es casi sinónimo de vino en la India y a Samant se le considera su evangelista.

Corría el año 1993 cuando el ex alumno de la Universidad de Stanford abandonó la compañía Orange en Silicon Valley y regresó a su país. Dos años antes la economía india se había liberalizado y aires de cambio recorrían el gigante asiático. El joven Samant...

Comments: (1)
ABC
Jun 04 2011
La India no quiere a sus niñas

Baghpat (India).- Shivani no sabe cuánto costó, pero sí que su marido la compró para que fuese su esposa. La escasez convierte a las mujeres en mercancía en el norte de la India. Seis millones de niñas han sido abortadas en la última década en el país asiático. Y la negligencia en el cuidado de las niñas que nacen impide que muchas celebren su quinto cumpleaños. Esto Shivani lo sabe bien. Una de sus hijas murió al año porque el padre y la abuela consideraron una mala inversión pagar a un médico. Las medicinas y la comida son para los varones, que continúan el linaje familiar, reciben dote matrimonial y serán la pensión de los padres. En toda la India faltan 34 millones de mujeres. Un genocidio silencioso bautizado como «generocidio».

La mezcla de tradición y modernidad es letal p...

Comments: (1)
ABC
Apr 30 2011
La disputada reencarnación del Dalai Lama

Dharamsala.- El asiento del Dalai Lama está vacío en el diminuto Parlamento Tibetano en el exilo de Dharamsala. Los 42 parlamentarios escuchan atónitos e incrédulos una carta enviada por el líder budista en la que pide el fin de la institución del Dalai Lama como forma de gobierno. El silencio es absoluto; las caras de los legisladores, un poema. Fuera del hemiciclo alguien llora. No lejos de allí, en el Templo Tsuklakhang, el Dalai Lama imparte enseñanzas budistas a sus discípulos. A sus 75 años, el Dalai Lama XIV renuncia al poder político que asumió a los 15 años cuando China invadió el Tíbet en 1950. Más aún, pone fin a una tradición teocrática que comenzó en 1642 con el Dalai Lama V. Una revolución. Su revolución de los jazmines. La separación definitiva entre política y religión c...

Comments: (1)
ABC
Apr 05 2011
El negocio del sacrificio del pelo indio

Tirumala (india).- Naaka se sienta ante el barbero y en un instante su larga melena desaparece para dejar a la vista una cabeza reluciente sin un solo cabello. «Te despojas del pelo como muestra de entrega a Dios. Es un sacrificio», afirma la joven india de 25 años. El dios hindú Venkateswara recibe como sacrificio el cabello de millones de devotos que esperan sus favores divinos en el Templo de Tirumala, en el sureño estado indio de Andhra Pradesh. El milenario acto de fe supone una gran oportunidad comercial. Este pelo de origen espiritual adornará en Occidente las cabezas de los más pudientes en forma de costosas extensiones y pelucas. Una realidad que Naaka ni siquiera sospecha.

Situado en una de las siete colinas que rodean la ciudad de Tirupati, el Templo de Tirumala es uno...

Comments: (1)
ABC
Nov 13 2010
«La policía nos detenía por dar condones»

Delhi.- Esta semana, la factoría de Bollywood, nuestra fábrica de sueños nacional, mostraba en la India el primer beso entre homosexuales. Ya era hora. Creo que soy la única persona que ha logrado unir a los radicales hindúes y musulmanes en mi país. Lo logré luchando por los derechos de los homosexuales. Cuando la Fundación Naz, organización que fundé y dirijo, denunció en el Tribunal Superior de Nueva Delhi la ley que establecía que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo eran una «ofensa antinatural», me acusaron de menoscabar la cultura y valores indios. Al parecer la homosexualidad es una cosa de Occidente. El Tribunal Superior sentenció en 2009 que la ley, establecida por los británicos hace 150 años, suponía «una violación de los derechos humanos fundamentales». Ya...

Comments: (185)

Pages